sábado, abril 01, 2006

ADIOS ...Y PERDÓN

Cuando empecé a escribir en esta página o cosa llamada blog, lo hice pensando en escribir historias. Puras y simples historias. Algunas basadas en cosas reales, otras absolutamente imaginadas. Pero nunca hice de esto un diario de vida. O sea, mucha metáfora, mucha palabra lúdica, pero nada fielmente real.
Pensé que la gente que tenía estas cosas era mentalmente madura para entender este hecho y el concepto. Pero me equivoqué, porque a través de esta página vi la cobardía humana expresada en su máxima mediocridad, y en su mínima expresión. Patético, simplemente.
Lo que partió de pura entretención terminó siendo algo no muy sano.
Un hijo de puta escribe anónimpos como desenfrenado, producto de una malsana mentecita enferma y maníaca. Otra loca de patio escribe lo que no se atreve a decir en la cara. Esto como que se presta para expresar la pobre personalidad de los chilenos. Por supuesto, no son todos. Pero yo me cansé de ser parte de un jueguito mediocre, ególatra y básico.
Esta es la última vez que deslizo mis dedos por el teclado para poner algo en la red. Y si a alguien le molesta lo que escribo: ¡que se vaya a la cresta!.

Rebelde como siempre, no acepto que una manga de mediocres pordioseros se siga mal entreteniendo a costa de lo que fue inicialmente una "sana diversión".
Me di cuenta de que si la envidia puede matar, la mitad de este mundo lo estaría. Y como a mi me gustan las cosas derechas, simples y francas, me deshago de este mal y chanta canal de comunicación.
Bloguistas, os abandono, los mando a la cresta. Y me voy de viaje, a un viaje intenso y cósmico. Voy en busca de cosas importantes y trascendentes. Vuelvo a ser el águila de siempre, ya me aburrí de estar con los hombres y comer carroña ¡Puaj!

Alomejor fue tarde mi decisión, tal vez, pero mas vale tarde que nunca, dicen. Yo me aburrí, la vida real es harto más interesante que esto. Y casi se me escapa por el bolsillo...no más. Y bueno, tú, ése que lee por curiosidad mi humilde paginita, te digo en serio: lo siento.

6 comentarios:

Marcylor dijo...

Adiós! Hay que concluir entonces que de locos y de descriteriados también está llena la viña del Señor. ¿tanto pueden importarte si sólo viven en la blogósfera?

Vertedero dijo...

buuuuuuu
que pena!
Tienes razón, los hombres son muy malos..
No te gustaría probar con mujeres?

bitacoreta.org dijo...

Dalia, es cierto todo lo que dices, la red está lleno de hijos de puta. Aunque fijate que al mismo tiempo hay gente interesada en leer respetuosamente lo tuyo. Yo creí que nadie opinaria nada productivo en mi blog y fijate que el resultado fue bien distinto. La herramienta bloger permite que borres los comentarios que sean ofensivos. El blog es tuyo y tienes el derecho de hacerlo. Yo agrego comentarios en aquellos blog que me reflejan y hasta el momento he tenido muy pocos malos ratos.

Dale, sigue con tus escritos que hay gente que quiere leerte. Con respeto.

retamal.org

Hernán ... dijo...

Dalia, habla Hernán ...
Poqué no?
A la mierda con todos ...
Pero eso sí, busca como no terminar algo creativamente ...
Al fin no existe ...
Palabras que pueden ser leídas por quienes quieren leer palabras tuyas ... y no las que ellos quieran ... la palabras son tuyas.

Bartolina dijo...

dele no más compañera

Bieclo dijo...

dale... hoy vi tu articulo de la nacion... y a pesar de que no me gusto... tu forma de escribir me parecio altamente interesante.

queria ubicarte y pille mas cosas tuyas en la red...
en fin una pena haber llegado tan tarde a tu blog.

Sobre tu despedida... y lo que la motivo... nada... creo que deberias aguantar y retomar este sitio... weas siempre habra en todas partes... y lamento darles el regocijo de una retirada... yo prefiero putearlos... o dejarlos sin pan... pero nunca renunciar.

Ojala vea luego otro de tus articulos.

Salu2